reto-Industria-4.0

La industria 4.0: Retos que afronta el crecimiento de la robótica industrial

El crecimiento del uso de robots industriales está dando lugar a un nuevo mercado lleno de oportunidades, pero también lleno de retos planteados por la alta conectividad inherente a la industria 4.0

El principal reto estriba en la necesidad de gestionar adecuadamente el cambio de modelo que impone la cuarta revolución industrial, y aprovechar al máximo las capacidades que permiten impulsar la competitividad del sector industrial.

El nuevo modelo de la industria 4.0 básicamente permite que la producción se adapte a la “demanda real”  gracias a la implicación de tres elementos:

Sistemas inteligentes e internet de las cosas, que permiten que las máquinas se comuniquen entre si, realizando tareas colaborativas complejas. La información es captada a través de sensores, emitida por las propias máquinas y productos. La interoperabilidad entre los sistemas es posible gracias a la estandarización de los mismos.

Cloud computing y Big data, para la recolección de una inmensidad de datos procedentes de una gran variedad de fuentes, y su correspondiente análisis para la correcta medición de resultados en cada parte de los procesos.

Ciberseguridad y gestión de protocolos de seguridad para identificar irregularidades y problemas de forma precisa.

 

La digitalización y la automatización de las unidades productivas están dando lugar a las “fábricas inteligentes” o “ciberfábricas”.

 

Además de estas tres variables principales, la industria 4.0 une otros conceptos como Soluciones de movilidad, realidad aumentada, simulación, impresión 3D, drones en gestión de almacenes y logística.

Todo ello da lugar a la intersección entre personas, máquinas y datos, produciendo información estratégica, que impacta directamente sobre la productividad y la eficiencia empresarial, situando al cliente en el centro de todo el proceso.

Llegado a este punto, surge una brecha de habilidades significativa, y las empresas también necesitan cubrir puestos con expertos cualificados, con la capacidad de interactuar con estos sistemas ciberfísicos, gestionando los procesos y valores correctos. Así, la industria 4.0 cambiará el trabajo actual de los empleados de fábrica, quienes podrán ser entrenados en las nuevas habilidades que requiere esta revolución, como automatización industrial, inteligencia artificial, robótica colaborativa, realidad aumentada, big data, impresión 3D, visión artificial, internet de las cosas, sistemas ciberfísicos.

 

Los trabajadores realizarán funciones de mayor valor añadido.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.