Informe: Canadá tiene el potencial de ser una potencia robótica

Canadá está a punto de convertirse en un líder en robótica, de continuar con el apoyo gubernamental adecuado, según un estudio reciente realizado por CATAAlliance y Sciencetech, que encuestaron a 465 empresas canadienses para su informe “Automatización del sector industrial: Estudio de mercado de automatización industrial en Canadá – 2017″.

Robotica_industrial_Canada

 

Un dato relevante de la investigación realizada, es que casi el 75% de los encuestados afirmaron que usan robots u otra automatización avanzada.

En total tienen 136 robots por cada 10.000 empleados, muy por encima del promedio mundial de 69 robots por cada 10.000 empleados. Eso coloca a Canadá en un estimado de 26,000 robots con un precio promedio de compra e instalación de $ 200,000, para una inversión total de $ 5,2 mil millones.

No obstante, cuando se trata de la densidad y el despliegue de robots, Canadá actualmente se encuentra rezagado con respecto a otros centros de robótica importantes como los Estados Unidos, China, Japón y Corea del Sur.

Al respecto, el profesor Clément Gosselin, director del laboratorio de robótica en la Universidad Laval y la Cátedra de Investigación en Robótica y Mecatrónica de Canadá, dijo que no hay razón para que Canadá no pueda aumentar la inversión total, o incluso superar a los mercados extranjeros, pero, cualquier inversión actual del gobierno no hace lo suficiente para desalentar la compra de equipos extranjeros o para promover una estrategia Made in Canadá” para la automatización de la fabricación.

Además, afirma que “para tener un programa de robótica completo, también es importante considerar la inyección de dinero en universidades y centros de investigación, no para aumentar el volumen de investigación, sino para vincularse con la fase comercial. Tenemos excelentes resultados de investigación en robótica. Ahora tienen que transformarse en productos comerciales”.

Uno de los profesionales de la industria encuestados fue Patrice Charlebois, gerente de segmento de la industria en Festo, quien afirmó estar de acuerdo con Gosselin, diciendo: “Durante demasiado tiempo, el gobierno de Canadá se ha alejado de los empleos de manufactura. El trabajo manual se ha devaluado. Es lo opuesto a Alemania, donde el trabajo manual siempre ha sido objeto de toda la atención del Gobierno. El resultado es que Canadá tiene muchos buenos ingenieros, pero una escasez crónica de técnicos”.

Mientras que Canadá no tiene actualmente una estrategia nacional para la automatización de la fabricación, China tiene una estrategia Made in China 2025. Los EE.UU tienen la Iniciativa Nacional de Robótica, como parte de la Asociación de Manufactura Avanzada. El proyecto europeo SPART desarrolla robots para varias industrias. Robot Revolution de Japón tiene como objetivo duplicar la cantidad de robots en el sector manufacturero japonés. Y Corea del Sur ha realizado múltiples inversiones masivas en robótica desde 2012.

Por tanto, el estudio CATAAlliance / Sciencetech recomienda que, el gobierno canadiense se comprometa a fortalecer la industria manufacturera y que compita a nivel global:

  • Establecer un Día de fabricación canadiense en todo el país que reconozca y celebre la fabricación a través de casas abiertas.
  • Recopilar y distribuir estudios de casos que relatan el uso de la robótica en pymes, ya que están detrás de las organizaciones grandes y de las muy pequeñas en su adopción de la automatización.
  • Facilitar la inversión de las PYME, en adquisición de equipos de automatización, a través de un Instituto para el crédito fiscal.
  • Movilizar a las asociaciones de la industria para que sean los conductos de información sobre los programas gubernamentales.
  • Reconocer oficialmente al Grupo de Expertos en Automática y Robótica (GEAR). La encuesta identifica la industria del integrador robótico de Canadá como única en su clase, pero no bien conocida. El uso de centros de fabricación ya establecidos como centros o “agrupaciones” puede resultar atractivo para nuevos talentos o inversores.
  • Crear una estructura para respaldar la investigación aplicada para fabricantes de equipos de automatización industrial, así como asociaciones entre empresas y universidades.
  • Implementar la estrategia “Made in Canadá” que otorga un gran valor a la innovación dentro de Canadá, en lugar de exportar la salida de los integradores canadienses.
  • Promover la estandarización entre los integradores y establecimientos que abarcan la Industria 4.0.
  • Embárquese en proyectos piloto con integradores y universidades para conocer la mejor manera de incorporar la automatización en diferentes industrias.
  • Financia a “Future Skills Lab” para registrar el objetivo de la automatización y para ayudar a los empleados desplazados por la automatización a acceder a una capacitación más variada.
  • La encuesta mostró que la falta de mano de obra calificada es el principal problema que afecta a la industria manufacturera de Canadá. Un mayor nivel de participación del gobierno no solo ayudaría a promover la industria como una opción de carrera viable para quienes ingresan a la fuerza laboral, sino que también garantizaría una estrategia sólida y diversa para posicionar a Canadá como un líder mundial en robótica.

Este artículo apareció originalmente en la edición de otoño de 2018 de Robotics Insider, un libro electrónico trimestral producido por Manufacturing.